Es la hora, es la hora! La hora del vegetal

Si eres uno de los cientos de lectores que ha comenzado ha seguirnos recientemente, es muy posible que pienses que lo único que hacemos aquí es tomar cerveza y mamar gallo. A pesar de que tomar cerveza y mamar gallo, son elementos fundamentales en este espacio, también hay cabida para otros temas de gran interés para chicos y grandes. El tema que nos concierne el día de hoy es la sana alimentación; en particular el consumo de frutas y verduras.

I will show you mine, if you show me yours...

Recientemente, conversaba con mi amigo y jardinero amateur Blair acerca de lo dificil que se me hacía comprar frutas y verduras en el mercado. En general me cuesta comprar comida en el mercado: no hayo que productos comprar o termino comprando las mismas cosas. Poco espacio doy a la variedad, y esto es especialmente cierto con las frutas y verduras. Rara vez compro frutas, y en cuanto a verduras casi siempre compro lo mismo: tomate y cebolla que me encantan. De vez en cuando compro espinacas para hacer en sopa o como me enseñó Eva recientemente (mezclándolas con queso crema y sofriéndolas en un sartén aceitado) o compro una bolsa de ensalada César que ya viene preparada y sabe bastante regular. Otra de las pricipales razones por la cual no compro muchos vegetales, es porque se dañan rápidamente y odio estar botando comida a la basura. La única excepción es cuando preparo el super delicioso Gazpacho que me enseñó Sayuri, pero que hago únicamente una vez por mes o menos seguido. Fue entonces cuando Blair me sugirió registrarme a un CSA (Community Supported Agriculture) que en español viene siendo como un club de gente que apoya la agricultura local. La idea es que uno paga por adelantado el derecho a recibir los frutos de lo que se coseche en una granja por los próximos meses. En mi caso me suscribí a la granja Johnson’s Backyard Garden para recibir 4 entregas, una cada dos semanas. Cada entrega es una caja repleta de vegetales variados y no hay posibilidad de escojer que vegetales o frutas recibes, siendo lo divertido del asunto. Hoy recibí mi segunda entrega y la caja contenía: tomates, cebolla, ajo, pimenton verde, pimenton amarillo, ocra, pepino, zucchini, chile dulce, chile picante, berenjena, calabacín amarillo, un ramillete de Albahaca fresca y un melón. Los productos son todos cultivados en Austin y de manera organica, así que son más saludables, mi huella de carbono es menor y además saben más rico. Esto último lo pude corroborar con los tomates: usualmente los que consigo en el mercado son grandes, carentes de defectos y perfectamente rojos y brillantes; los tomates que recibí de la granja eran deformes, con algunas manchas cafés, y de color amarillo-rojizo. Sin embargo cuando los probé me supieron delicioso.

Gracias a esto, he estado comiendo muchos vegetales últimamente y ensayando nuevas recetas. He hecho vegetales al vapor, vegetales sofritos, sopa de calabacín amarillo y calabacín de verano, gazpacho, salsa picante mexicana, espaguetis con atún, pimenton, cebolla y ajo, tomates con queso mozarela, albahaca, vinagre balsámico y aceite de oliva, y lo más diferente que hice fue una receta griega de berenjenas bañadas en una mezcla de harina, sal y agua mineral y fritas en aceite de oliva.

Después de 30 días de cerveza, creo que me vienen bien 8 semanas de vegetales.

8 thoughts on “Es la hora, es la hora! La hora del vegetal”

  1. Nos han salido bastantes berejenas en el jardín y no sé qué hacer con ellas. Voy a probar tu receta, Eva, se ve muy buena.

  2. Suena muy bien tu nuevo plan! En estos dias me encontre una pagina de recetas arabes muy buena, en Medellin hicimos las Dolmas y el Humus y quedan buenisimos.
    Arriba berenjena 😉

    http://www.dedemed.com

  3. Y con lo del CSA no te ha tocado botar comida??? Te alcanza para comerte todos los vegetales y las verduras???

Comments are closed.